Compromisos de la familia acogedora

  • Alojamiento en su hogar, manutención, protección y cuidados del menor acogido, respetando en todo momento los derechos del menor, cultura, religión, etc….
  • Celebrar una entrevista con los responsables del proyecto a fin de que sean informados del programa y decidir sobre la idoneidad de la familia.
  • Asistir con el menor a las actividades que organicen las asociaciones o ayuntamientos.
  • Respetar y seguir las instrucciones que se den por parte de los responsables locales del programa.
  • Procurarle la atención médica y de rehabilitación necesarias que se pudieran producir durante la acogida.
  • Informar a los responsables locales de las incidencias que surjan (problemas médicos o de comportamiento) para que estos tomen las decisiones oportunas.
  • Facilitar a los responsables locales la comunicación con el menor.
  • No iniciar, bajo ningún concepto, procedimiento de adopción alguno.
  • Una vez realizados los exámenes médicos previstos, las familias que así lo deseen podrán salir de vacaciones (en el estado español), poniendo en conocimiento del responsable local el lugar de estancia y facilitando un número de teléfono.
  • Será obligatoria la estancia del menor en la población donde esté domiciliado, durante los últimos cinco días de la fecha prevista de la salida del menor por motivos fundados como pudiera ser el adelanto de la marcha de los mismos.
  • La familia podrá contactar para cualquier anomalía o siempre que lo crea conveniente con el responsable local, a través del teléfono que se facilitará al efecto.
  • Ajustarse a los criterios establecidos en relación con el regreso de los menores, hora de estancia en el aeropuerto o lugar de recogida del menor, tipo y peso del equipaje a facturar y de mano.
  • En el caso de no cumplirse las condiciones anteriores los responsables podrán tomar las medidas que se estimen oportunas con respecto al menor.